Tras de unos días de descanso para que os diese tiempo a leer tranquilamente la primera parte del tutorial (y a mi a estudiarme los exámenes que me quedan…) aquí llego con la segunda. En un principio iban a ser tres artículos, pero al final he decidido juntar las dos últimas partes ya que son bastante cortas y sencillas, después del salto empiezo 😀

A partir de un RAW.

Seguro que más de una vez habéis oído hablar maravillas de este tipo de archivo, que si no se pierde información, que si quieres retocar las fotos es mucho mejor, etc. Pues bien todo esto es cierto, el RAW es el archivo ideal para trabajar con él y es que es el equivalente al negativo de la fotografía analógica, por lo que a partir de él podemos sacar varias fotos.

Para la fotografía HDR, como expliqué en el anterior artículo, vamos a necesitar varias fotos (en nuestro caso 3) con distintas exposiciones. Para ello vamos a utilizar un programa que nos permita modificar los parámetros de los archivos RAW, yo por ejemplo lo suelo hacer con Adobe Camera Raw, aunque todos los programas que se utilizan para este fin son muy similares y no creo que tengáis ningún problema en sacar las tres fotos que necesitamos, ya que simplemente tenéis que bajar la exposición la cantidad que queréis, por ejemplo 1 punto, y guardar la foto como JGP (en la imagen de abajo, modificar la exposición es el paso 1, y guardar la foto el paso 2). Acto seguido la subís un punto y la guardáis igualmente, y por último que no se os olvide guardar la fotografía con la exposición adecuada, de forma que al final tengamos tres fotografías como si hubiésemos disparado en bracketing.

Este método como bien señalé en su día me parece que consigue unos resultados menos buenos que el de bracketing, aunque son muy similares y para cierto tipo de fotografías es el único que podemos utilizar, por ejemplo si tenemos un objeto en movimiento en la de bracketing nos saldría repetido ya que en cada foto tiene una posición, sin embargo en RAW es siempre la misma foto por lo que no tenemos ningún problema, además de que también nos ahorramos el uso del trípode.

A partir de un solo JPG.

Como dije en el anterior artículo con este método no conseguimos HDR “puros”, sino que lo que conseguimos es una foto con un efecto muy similar al que obtendríamos si realizásemos un HDR real de esa misma foto. Lo bueno que tiene partir de un solo JPG es que este método es accesible para todo el mundo, disponga de la cámara que disponga,  así que si tenéis una compacta que no dispare en RAW y además no os apetece andar haciendo el bracketing manualmente este es vuestro día de suerte.

Nuestro objetivo es como siempre conseguir tres fotos con diferentes exposiciones, lo malo es que con un JPG tenemos la información que tenemos, y esta no es suficiente, por lo que toca falsearla un poco. Para ello vamos a necesitar un programa de edición que nos permita modificar las curvas, yo por ejemplo voy a utilizar Adobe Photoshop CS3, aunque otros programas como Gimp son perfectamente útiles.

Una vez con la foto abierta en nuestro programa nos vamos a “Imagen—>Ajustes—>Curvas” (esto en PS, en otros digo yo que será similar). Con la ventana de curvas abierta únicamente tenemos que dibujar primero una curva hacia arriba (para la foto sobreexpuesta) y una hacia abajo (para la fotografía subexpuesta), las guardáis independientemente para luego trabajar con ellas y listo. Os dejo una captura para que veáis como tenéis que poner las curvas en cada caso.

Haz click en la imágen para verla más grande.

ALTERNATIVA FÁCIL: para este método existe una alternativa bien sencilla gracias al programa que utilizo en la sección de procesado, Dynamic Photo HDR, y es que tiene la opción de realizar un “tone mapping” a partir de un solo JPG, haciendo el proceso muy rápido, sencillo y efectivo, por lo que si me hacéis caso y utilizáis este programa olvidaos de las curvas y de lo que os acabo de contar.

Para crear el HDR lo único que tenemos que hacer es lo mismo que si tuviésemos tres fotos (mirad abajo los pasos 1,2 y 3) lo único que solo agregamos la foto de la que disponemos. Acto seguido damos a OK y nos saldrá una ventana, en la que marcaremos la opción de Pseudo HDR y daremos de nuevo a OK. Después de esto nos saldrá la ventana de tone mapping donde vemos que tenemos menos opciones que con un HDR completo, pero aún así son muy similares y os podéis guiar fácilmente con los pasos de abajo a partir del número 6.

Procesado.

ATENCIÓN: esta parte es exactamente igual a la de la primera parte del tutorial, por lo que si os la leíste entonces no hace falta que lo volváis a hacer ya que simplemente voy a copiar y pegar.

Con las tres fotos en el ordenador llega la hora de hacer la “magia”, y para esto vamos a necesitar un programa que sea capaz de juntar las tres fotos en una. A mi personalmente me gusta Dynamic Photo HDR, del que podéis descargar una versión de prueba en su web oficial, pero también hay otras alternativas bastante populares como Photomatix o el propio Photoshop. Ya con el programa abierto vamos a empezar a trabajar con nuestras fotos:

  1. En el menú de la derecha damos al botón que indica “Create HDR file”.
  2. Se nos abrirá entonces una ventana en la que tendremos que dar a el botón “Add images”, con el que se nos abrirá otra ventana en la que tendremos que seleccionar nuestros tres archivos.
  3. Ahora tenemos dos opciones, o elegir la exposición de cada foto en el caso de que no aparezca, o dar al botón “Guess EV” para que el programa elija el valor que crea apropiado. Una vez terminado damos a OK.
  4. En la siguiente ventana nos pedirá que alineemos las fotos, aunque si no nos movimos cuando hicimos las fotos podéis dar directamente a OK. En el caso de que alguna foto esté movida únicamente tendremos que ajustarla con las flechas de dirección del teclado.
  5. De nuevo en la pantalla principal del programa, nos dirigimos al menú de la derecha y pulsamos el botón “Tone Map HDR file”.
  6. Este paso es sin duda el más importante del proceso, y es que es en él cuando tenemos que elegir el camino que va a tomar nuestra foto. En la ventana que nos ha aparecido lo primero que vemos son las 6 opciones de la derecha: Eye-Catching, Ultra-Contrast, Smooth Compressor, Auto-Adaptive, Photographic y Human Eye. A mi personalmente las opciones que más me gustan son Eye-Catching, que nos muestra una imagen bastante cercana a la realidad y nos permite ajustarla a nuestro gusto, y Ultra-Contrast, que es la opción ideal si queremos hacer un HDR exagerado y fantástico de los que os he hablado antes. Son estas dos las que voy a utilizar en este tutorial, pero os animo a que toqueteéis todo ya que seguro que encontráis en las otras opciones algo que os gusta.
  7. Con la opción de Eye-Catching marcada nos fijamos en el submenú que hay inmediatamente debajo, que es en el que tendremos que ajustar los valores a nuestro gusto. Con la de Brightnes ajustaremos el brillo de la foto, con Color Saturation la saturación, la opción Vivid Colors es parecida a la saturación y sirve para dar más colorido a nuestra foto, y las otras tres opciones sirven para dar el “efecto HDR” a nuestras fotos. Mientras que las dos primeras añaden más contraste a la foto, la tercera nos permite suavizar un poco la foto. Jugad con ellas y buscar una configuración que os guste.
  8. Con la opción de Ultra Contrast los ajustes que podremos modificar son prácticamente los mismos así que no me voy a enrollar explicando para qué es cada uno, simplemente ajustarlos como queráis y pasar al siguiente paso.
  9. En el menú de la derecha tenemos varias opciones, empezando por la de filtro de color, que nos permite  dar diferentes efectos de color a nuestras fotos (blanco y negro, sepia…), Gamma, una opción para ajustar el brillo de la foto en general, Curves, que no es ni más ni menos que un gráfico de curvas (no viene mal jugar con él para dar unos últimos retoques a la foto), Color Equalizer y Hue Shift, que son también para dar efectos de color  a nuestra foto. Por último abajo tenemos 4 opciones de las que cabe destacar NR (Noise Reduction), que sirve para reducir el ruido de nuestra foto, cosa que no viene nada mal después de estar trabajando con ella.
  10. Por último debajo de la foto tenemos varias opciones relacionadas con la luz, como son Light Tuner (para ajustar la fuente de luz), Kelvin (modifica la temperatura de la luz) y Mathc Color, por si queréis dar a la foto una luz parecida la vista en otra foto. Yo no suelo tocar mucho estas opciones, si necesito algún retoque posterior suelo utilizar Photoshop.
  11. Y ya esta todo, pulsáis el botón Process, esperáis un rato, y ya tenéis vuestra fotografía HDR lista 😀

NOTA: puede que os hayáis fijado en que el programa nos da también una alternativa sencilla para tratar directamente los archivos RAW al igual que lo hace con los JPG, sin embargo las veces que he utilizado esa opción los resultados que he obtenido han sido sustancialmente peores que los que obtengo sacando yo mis propias exposiciones con otros programas, de todas formas os animo de nuevo a que investiguéis bien el programa ya que es una verdadera joya.

Y esto es todo, espero que os hayan servido de ayuda los tutoriales y que consigáis buenos resultados con ellos, si tenéis cualquier duda no tenéis más que ponerla en los comentarios y en cuanto pueda la resolveré 😉

Un saludo.

Anuncios